Tratamientos Pre-oncológicos

Elisa, paciente oncológica Para evitar la aparición de los posibles efectos secundarios cutáneos derivados de los tratamientos médico, es importante comenzar o seguir cuidándola la piel de manera adecuada. Para ello, cuentas con los tratamientos pre-oncológicos.

El momento del diagnóstico de cáncer es, con mucha probabilidad, uno de los momentos más duros por los que vas a pasar en tu vida. Posiblemente pasarán a un segundo plano acciones tan importantes como el auto-cuidado, entre los que se encuentra el cuidado del órgano más grande del cuerpo: la piel. Los beneficios del auto-cuidado son innegables y debemos tenerlos en cuenta a lo largo de toda la enfermedad:

  • Capacidad de adaptación y generación de respuestas alternativas para afrontar situaciones de estrés.
  • Actitud más optimista.
  • Mejora de la autoestima Te puede interesar: La sonrisa, clave en tu autoestima.
  • Mejora de la calidad de vida.

Los tratamientos pre-oncológicos limpian en profundidad la piel para evitar la sobrecarga de toxinas, inevitable debido a la medicación.

La segunda función de estos tratamientos, pasa por una hidratación intensiva de manera que quede fortalecida para minimizar, en la medida de lo posible, la aparición de deshidratación extrema o xerosis así como la de incómodos picores.

Por último, fortalecen la barrera protectora de la piel frente a acciones cotidianas como el vestirnos. La ropa, puede ser considerada una agresión si la piel no está sana, lo que provoca gran incomodidad y una disminución de tu calidad de vida.

Los tratamientos pre-oncológicos pueden realizarse tanto en rostro como en cuerpo.

Si quieres conocer cómo puedo ayudarte a preparar tu piel para afrontar los  tratamientos oncoterápicos, resuelve tus dudas aquí: contacta con María.
Asesoría Cosmética
Purificante Pre-oncológico
Hidratante Pre-oncológico
Paz del Mediterráneo
Exfoliación Corporal
Exquisita exfoliación
Exfoliación Integral