Belleza,  Oncología,  Salud

Descubre el yoga facial oncológico

De la mano de Innixi, tu espacio personal descubre el yoga facial oncológico y utilízalo como una nueva herramienta para manejar el estrés provocado por el cáncer.

En ocasiones te sientes genial, por ejemplo si acabas de volver de unas vacaciones pero, en otras, no te  reconoces ante el espejo pues, el ritmo de vida diario hace que tu rostro parece más envejecido y cansado.

Los efectos secundarios cutáneos de los tratamientos oncoterápicos son de sobra conocidos y podemos darnos cuenta de que la piel ha perdido el color, la luminosidad y su aspecto saludable.

¿Qué es el yoga facial oncológico?

El yoga facial oncológico es una técnica de yoga en la que, en lugar de ejercitar los músculos del cuerpo se ejercitan los de la cara. Se realizan técnicas de estiramientos, tonificación y fortalecimiento de los tejidos que aportan elasticidad  a todos los músculos de la cara.

Aunque no lo creas, desde el escote hasta la cabeza, tenemos 57 músculos y ejercer esta musculatura con la técnica y la constancia adecuada, consigue que realices una rutina de belleza integral además de encontrar ese rato de autocuidado que tanto necesitas en ocasiones.

¿Cuáles son los beneficios de este tipo de yoga?

Entre los beneficios del yoga facial oncológico encontramos algunos fisiológicos y otros físicos, pero todos muy interesantes:

  1. Reducción de la ansiedad: El yoga oncológico facial es beneficioso para el bienestar emocional de las personas con cáncer y para su calidad de vida en general, ya que puede ayudar a reducir el estrés y mejorar el estado de ánimo. Ese rato de autocuidado que te dedicas ayudará a calmar tu mente que estará centrada en la respiración. Recuerda: solo podemos tener un pensamiento cada vez.
  2. Ayuda a conciliar el sueño: las técnicas de respiración que acompañan al yoga conseguirán una relajación profunda y facilitarán la llegada del descanso.
  3. Flexibilidad y relajación muscular: Ayuda a flexibilizar y relajar los músculos faciales, por ejemplo, en la zona ocular.
  4. Descompresión de las articulaciones: El yoga facial oncológico ayuda a descomprimir las articulaciones y reducir el dolor articular como es el caso de la mandíbula en el bruxismo.
  5. Alivio del dolor: El yoga facial oncológico ayuda a aliviar los dolores pues, el empleo de la respiración controlada mejora la frecuencia cardíaca, y esto ayuda en la relajación lo que hace que la sensación del dolor sea menor.
  6. Mejora de la tonicidad de la piel: el envejecimiento puede provocar una disminución en la capa de grasa que se encuentra entre los músculos faciales y la piel, lo que es causa de pérdida de firmeza en el rostro. El fortalecimiento de estos músculos mejora la tonicidad de la piel.
  7. Mejora la circulación sanguínea y linfática: esto ayuda a reducir la hinchazón facial y aporta luminosidad al rostro por lo que, si somos propensos a levantarnos con la cara abotargada, puede realizarse la rutina en la mañana.

¿Cuál es el mejor momento del día para practicar el yoga facial oncológico?

Esta técnica la puedes integrar de manera fácil en cualquier rutina facial de belleza que tengas.
También es una técnica que puedes emplear sin distinción de sexo o edad y en cualquier circunstancia vital.

Como profesional, te diría que la rutina nocturna es el momento ideal ya que tu piel se prepara para regenerarse mientras tu descansas. Además, ya has visto que la técnica de yoga facial oncológico ayuda a la relajación y la conciliación del sueño. Sin embargo, si ponemos los pies en el suelo, el mejor momento para realizar el yoga facial oncológico es cuando puedas dedicarte un poco de tiempo a ti.
Para practicarlo basta con unos minutos diarios, por ello puedes encontrar que tu mejor momento es al despertar, en el coche, al ir de paseo, en el autobús o ¿por qué no? en la sala de espera del médico.

En el taller de Yoga Facial Oncológico de Innixi, tu espacio personal aprenderás cómo entrenar los músculos faciales al igual que haces con los del cuerpo.

Reserva aquí tu plaza.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *