Imagen de Freepik
Belleza,  Oncología,  Salud

Cáncer y el cuidado de las manos

La piel es uno de los órganos afectados por los tratamientos médicos y los efectos secundarios que provocan estos, aunque no hacen que la vida del paciente peligre, sí tienen un efecto negativo en su imagen y afecta a su bienestar y autoestima. Conocer estos efectos y anticiparse a ellos hace que ganes seguridad.
En este post vas a descubrir cómo realizar el cuidado de las manos y cuáles son los consejos para que puedas prevenir o al menos paliar, esos efectos que pueden disminuir tu calidad de vida.

¿Sabes que según la Asociación Nacional de Oncología, uno de cada dos hombres y dos de cada tres mujeres sufrirán algún tipo de cáncer a lo largo de su vida?
El aumento del nivel de supervivencia ha hecho que cambie el enfoque del paciente oncológico, tomando cada vez más relevancia tanto el aspecto psicológico como los efectos secundarios producidos por los tratamientos médicos.

Los efectos secundarios más habituales:

Alteraciones de las uñas (paroniquias):

Las alteraciones ungueales se deben sobre todo al empleo de la quimioterapia y de la inmunoterapia que afectan tanto a la matriz ungueal (zona de crecimiento) como al lecho de la uña.
Las más habituales debido a la quimioterapia son las alteraciones en el color de las uñas que hace aparición entre tres y ocho semanas tras el primer ciclo, normalmente el oscurecimiento generalizado; aparición de bandas de pigmentación oscura en una o varias uñas; desprendimiento de las uñas y surcos transversales que surgen por daños en la matriz y marcan cada ciclo. Estos surcos suelen desaparecer unos seis meses después de finalizar el tratamiento. Todas ellas suelen ser temporales.
Debido a la inmunoterapia, los daños más habituales son la aparición de surcos longitudinales que se extienden hacia el borde y que causan una constante sensación de debilitamiento en las uñas. Además de infección, uña encarnada y tumor benigno de los vasos sanguíneos, síntomas que deben ser tratados por el dermatólogo.

Síndrome mano-pie (eritrodisestesia):

Se presenta inicialmente como sensación de hormigueo y/o acolchamiento en las palmas de las manos y la planta de los pies, seguido de edema y eritema. Genera una sensación muy molesta.
Si no se trata a tiempo, puede progresar a descamación, ulceración, infección y pérdida de función.
Puede llegar a limitar las tareas básicas diarias como puede ser pasar la página de un libro, coger un objeto o caminar.
Neuropatía periférica:
Esta alteración afecta a los nervios periféricos y puede provocar: incapacidad para sentir frío y/o calor con el consiguiente riesgo de quemaduras; incapacidad para sentir dolor por lo que aumenta el riesgo de padecer heridas o cortes, genera debilitamiento muscular que dificulta la vida diaria o incluso, pérdida de equilibrio.

Cuidados de las manos:

Cuidado de las uñas:

Ten en cuenta que estos consejos pueden servirte tanto para las manos como para los pies.
Lo ideal es acudir al dermatólogo si ya existen alteraciones pues tienen un alto riesgo de infecciones.

  • Es muy conveniente realizar manicura y pedicura previa al comienzo de los tratamientos médicos.
  • Hay que mantener las uñas cortas mediante el limado suave de las mismas, hay que tener en cuenta  que pueden estar frágiles y que la piel del pulpejo así como la zona periungueal también pueden estar sensibilizadas.
  • Se debe evitar el uso de pulidores para alisar las uñas ya que pueden ayudar a una mayor fragilización.
  • No emplear instrumentos cortantes ni para uñas ni para cutículas, que no deberán tocarse durante el proceso, para evitar heridas que puedan derivar en infecciones.
  • Se recomienda hidratar frecuentemente y, especialmente tras cada lavado de manos, tanto la uña como la piel que la rodea.
  • Aunque no se recomienda el esmaltado de uñas sí se pueden emplear fortalecedores.  Del mismo modo no se recomiendan tratamientos blanqueadores pues las pigmentación suelen ser temporales,
  • En caso de eventos podemos esmaltar la uña recurriendo preferiblemente a esmaltes 5Free* y 10Free* que deberán ser retirados siempre antes de la consulta médica mediante un quitaesmalte sin acetona. Tanto esmaltes como quitaesmaltes deberán ser hipoalergénicos.
    Los esmaltes 5Frees se encuentran libres de formaldehído, ftalatos de dibutilo, toluenos, resinas de formaldehído y alcanfor. Los 10Free además de lo anterior se encuentran libres de xileno, metiletilcetona, fragancias sintéticas, parabenos y productos derivados de animales.
  • Tampoco se recomiendan las uñas postizas pues el pegamento puede producir irritaciones así como los esmaltes semi o permanentes.
Cuidados para el síndrome mano-pie:

Podemos intentar evitar la aparición de dicho síndrome mediante el enfriamiento de manos y pies durante la administración de la quimioterapia mediante guantes de frío o introduciendo las extremidades en boles con agua helada.
En caso de que el síndrome ya haya hecho aparición se recomienda:

  • No caminar en exceso.
  • Elevar las extremidades para reducir el edema.
  • No realizar trabajos manuales intensos y, en caso de trabajar con las manos, emplear guantes.
  • Cuidar la aparición de heridas que puedan derivar en infecciones.
  • Evitar ropa ajustada y emplear un zapato adecuado y cómodo, no ajustado en exceso.
  • Emplear calcetines de algodón y sin costuras; también podemos emplear plantillas de silicona que alivien la presión en la zona plantar. 
  • Evitar el agua muy caliente y también las fuentes de calor directo como el sol o las calefacciones.
  • Hidratar la zona de 2 a 3 veces al día y cada vez que haya lavado de manos aplicar cremas hidratantes específicas para estas zonas, preferiblemente formuladas con urea, de efecto queratolítico natural además de hidratante.
  • A modo de mascarilla se puede aplicar manteca de karité tanto en manos como en pies y cubrir con guantes y calcetines de algodón, procediendo a mantenerlos preferiblemente durante toda la noche.
  • Evitar el empleo de detergentes o sustancias agresivas o hacerlo siempre con guantes.

Ante la aparición de este efecto secundario, el equipo médico puede tomar la decisión de reducir la dosis de medicamentos, prolongar el tiempo entre sesiones o, en casos extremos, la retirada del tratamiento médico.

Cuidados en caso de neuropatía periférica:
  • Proteger manos con guantes y pies con calcetines de algodón y sin costuras para evitar cortes y arañazos ante la falta de sensibilidad de estas zonas, al igual que haríamos en caso de aparición del síndrome mano-pie.
  • Se recomiendan el masaje, la acupuntura y el yoga para aliviar el dolor.
    • El masaje es una de las mejores técnicas que conocemos para aliviar el dolor. En caso de padecer cáncer puedes recurrir al Masaje Oncológico Global, originario de Australia, realizado siempre por una especialista como la que encuentras en Innixi, tu espacio personal.
      La persona especialista en este tipo de masaje, debe conocer las pautas, maniobras, ritmo y cómo actuar en caso de cirugía, cicatrices o port-a-cath entre otros.
    • El yoga ayuda a fortalecer el sistema inmune contrarrestando los efectos crónicos del estrés alejando el foco de nuestra atención que nos recuerda permanentemente los problemas, conflictos y obligaciones que nos estresan.
    • La acupuntura es una técnica de la MTC que inserta agujas en el cuerpo para restaurar la salud del paciente. En 2010 fue declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Se encarga de liberar beta endorfinas por lo que ayuda a la relajación, a disminuir la ansiedad, a mejorar el descanso y el estado de ánimo, a reducir los niveles de estrés y a recuperar el apetito.
  • No se debe emplear agua caliente por lo que, si existe falta de sensibilidad, debes pedir ayuda a otra persona.
  • Tener cuidado con los objetos punzantes y/o cortantes.
  • Evitar ropa y calzado ajustados así como ambientes en extremo fríos o calurosos.
  • En caso de necesitar medicamentos siempre  deben ser prescritos por el médico.
Si necesitas más ayuda, contacta conmigo, te escucho.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *